Quiénes Somos

Estimados amigos, colegas diplomáticos, compañeros del Servicio Exterior:

Seguramente muchos de ustedes, recibieron hace algún tiempo, algunas ideas que me permití enviarles, en torno a la posibilidad de llegar a formar una “Asociación de Diplomáticos Escritores”, la que tendría su origen en el lanzamiento de una revista especializada en asuntos internacionales. Dicha publicación sería a la vez, punto de partida para alcanzar otras etapas y objetivos.

En esa ocasión, nos topamos con algunas dificultades de patrocinios, relacionados principalmente con los costos de impresión. En la actualidad, gracias a la existencia de internet, tenemos la posibilidad de comunicarnos y de compartir ideas y textos, sin la necesidad de incurrir en costos excesivos, gracias a la accesibilidad de la vía electrónica.

En la honrosa profesión diplomática, uno de los principales quehaceres que con gusto desempeñamos, es el de escribir. Al respecto, podemos decir que en dicho arte-oficio, nos iniciamos con las comunicaciones oficiales de diferentes tipos, para luego llegar a la elaboración de documentos más completos, como por ejemplo: informes sobre un tema en particular, o bien, estudios sobre un determinado país, como las carpetas informativas. A lo anterior, podemos agregar los textos, o trabajos de investigación que en cierto momento elaboramos con miras a la impartición de una cátedra, o a la lectura de una conferencia. Dichos elementos, nos convierten en escritores por naturaleza.

Si además de lo anterior, hay colegas que cultivan el gusto de transmitir en forma constante y sistemática, sus experiencias a través de la palabra escrita, entonces estamos frente a verdaderos profesionales en la materia.

Las distintas editoriales y diversas publicaciones periódicas, continuamente se ven enriquecidas con obras de escritores que desempeñan o han desempeñado, la función diplomática, consular, o en un organismo internacional. Un ejemplo notable de lo anterior, es la excelente publicación que en dos tomos ha realizado la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, a través del Acervo Histórico Diplomático. La obra se titula: “Escritores en la Diplomacia Mexicana”, que ha llegado recientemente, a una tercera edición.

Dicho sea de paso, este título sugiere la idea de que famosos escritores han incursionado en la diplomacia de México y que, antes, durante, o después de su acreditación en el Servicio Exterior, fueron capaces de legarnos obras que han trascendido. No obstante lo antes dicho, se trata de escritores que en un momento dado, han incursionado en nuestra profesión. Lo mismo debe de haber ocurrido en otros países.

En cambio, con la presente iniciativa, se trata de unir –así sea a través de los conductos electrónicos-, a los diplomáticos profesionales o de carrera, que tengan el deseo y la vocación de escribir con un enfoque de tipo académico.

Dicho proyecto hecho realidad, además de pretender trascender como gremio, tratará de contribuir al conocimiento de la humanidad y si fuera posible, de influir en la opinión pública; así como en los gobernantes y, en todos aquellos que estén involucrados en la toma de decisiones, en asuntos tan nobles como: La Paz y la Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Lo anterior, por citar solamente dos grandes temas, que nos llevarían a emprender trabajos de investigación, en los que se aprecie lo que se ha hecho en dichos campos; pero también, sobre lo mucho que falta por hacer. Al respecto, nos podríamos preguntar: ¿Qué ha hecho la diplomacia a favor de tales asuntos? O dicho de otro modo: ¿Qué pueden hacer los diplomáticos?

En principio, será necesario establecer con claridad lo que se entiende por “Política Exterior” de un país y por consecuencia, lo que significa “Diplomacia”; para evitar confusiones de cualquier tipo. Asimismo, podría resultar interesante si refiriéndonos a nuestra profesión, nos propusiéramos analizar los siguientes aspectos: ¿Podemos hablar de la existencia de una “Vieja Diplomacia”, de la “Diplomacia Actual”, o bien, de la “Diplomacia del Futuro”?

En esta ocasión, como propulsor de la iniciativa, me he tomado la libertad de seleccionar lo que se podría considerar el lema central de la revista, de manera enunciativa, pero no limitativa, ya que puede ser enriquecida: “Diplomacia, Paz y Desarrollo”. Es decir, me estoy permitiendo marcar dichos temas como punto de partida, por considerarlos como de la mayor importancia para el género humano. Además de tomar en consideración mis más de 35 años de experiencia en la profesión diplomática y en los estudios que a lo largo de mi carrera, he tenido la oportunidad de efectuar; así como el enriquecimiento de ideas que proporciona la cátedra universitaria. Obviamente, dichas ideas, proyectos y la temática mismas, se han ido enriqueciendo, conforme se han ido incorporando colaboradores de distintas nacionalidades y disciplinas del conocimiento.

DE LA INCORPORACIÓN A LA ASOCIACIÓN DE DIPLOMÁTICOS ESCRITORES:

De acuerdo con la idea original, no se hace necesaria la elaboración de un formato de inscripción para pasar a formar parte de ADE; sino que, se considerará suficiente la recepción del primer artículo, para ser incluido en la “Lista de Colaboradores”; así como también en el “Directorio” que se ha ido conformando, al estilo de ¿Quién es Quién en el Mundo Diplomático? (Who is Who?). Dicha aportación deberá de contar con el visto bueno del Consejo Editorial. Una vez aceptado el primer artículo, se pedirá el envío de una breve ficha biográfica del autor (se sugiere que no sea mayor de una cuartilla) que podrá transmitirse por correo electrónico, igual que el resto del material.

LA ASOCIACIÓN ESTARÁ COMPUESTA DE:

1. MIEMBROS O SOCIOS ACTIVOS:
a). Los miembros o socios fundadores;
b). Candidato de nuevo ingreso: para ser considerado en esta categoría el nuevo integrante deberá de ser un diplomático profesional o de carrera, ya sea que ejerza –o haya ejercido para el caso de quien se haya acogido al retiro, o a la jubilación- en la rama diplomática propiamente dicha, en una representación consular, o en un organismo internacional.

El ingreso formal a la Asociación, se producirá con la entrega del primer trabajo de investigación y su aprobación por el Consejo Editorial, para su publicación.

Como es de su conocimiento, nuestra revista es de periodicidad trimestral, por lo que en el año se publican cuatro números. Para ser considerado como “Miembro o Socio activo de ADE”, se deberán de aportar un número mínimo de dos (2) trabajos por año (50%), escritos específicamente para ADE. En el caso de que no exista ninguna explicación o justificación, el socio pasará a la lista de Socios o Miembros Honorarios de la sección ¿Quién es Quién en el Mundo Diplomático?

2. MIEMBROS O SOCIOS HONORARIOS.- Serán considerados los escritores invitados, así como aquellos colegas que de manera ocasional envían trabajos para su publicación y que no colaboran con regularidad.

CARACTERÍSTICAS DE LAS APORTACIONES ESCRITAS:

En cuanto a la extensión de los trabajos, se sugiere adoptar los siguientes parámetros:

a). Artículos mínimo 3 (tres) cuartillas y máximo 5 (cinco), tomando en cuenta un tipo de letra Arial, tamaño 12, a renglón cerrado;
b). Reseña entre 3 y 10 cuartillas (siguiendo las mismas indicaciones del artículo);
c). Ensayo más de 10 y hasta 50 cuartillas aproximadamente (siguiendo las mismas indicaciones del artículo);
d). Otro tipo de obras como libros, tesis, tesinas, etc. serán consideradas con criterios distintos.

**Se hace notar que los trabajos deben de ser inéditos y su contenido será de la exclusiva responsabilidad de los autores. En casos excepcionales se aceptarán trabajos publicados en otros medios, contando previamente con las autorizaciones correspondientes.
Como parte del procedimiento para la recepción y acuse de recibo de cada aportación, se trataría de confirmar el origen y la autenticidad del mismo, para evitar filtraciones indeseables. Asimismo, para evitar posibles modificaciones o alteraciones, todos los trabajos se convertirán al sistema “PDF Adobe”.

En un futuro próximo podremos elaborar un “Código de Ética”, en base al cual se podrá sujetar la elaboración de futuros trabajos o artículos. En principio, sería deseable evitar cualquier tipo de confrontación ideológica, política, religiosa y de intereses, por países, bloques regionales, o subregionales. Lo anterior, no quiere decir que un agente diplomático o consular, no pueda presentar la posición de su propio país sobre determinado asunto; aún cuando la misma, no sea compartida por otros. Asimismo, se tratará de evitar referencias directas, en razón de la existencia de conflictos bilaterales, o multilaterales.

Para todo lo anterior, será difícil fijar límites o parámetros legales o morales; por lo cual deberemos de apelar a los buenos principios de convivencia que cultivan los profesionales de la diplomacia; así como también a las elevadas metas que nos impone el debido respeto a los derechos de las demás personas y naciones. Inclusive, poniendo en práctica, la “cultura de la tolerancia”.

Estimados colegas:

El paso que hemos dado al iniciar la creación de la Asociación de Escritores Diplomáticos y la publicación de la Revista Electrónica Trimestral ADE, es algo inédito. Para septiembre de 2016, cumplimos 15 años de estar en la red y por ese medio, hemos llegado a muchas personas e instituciones de diversos países del mundo; habiendo publicado a la fecha, 60 números de la Revista, e insertado otros trabajos literarios y artísticos en nuestras páginas; con lo cual se ha enriquecido el acervo bibliográfico, que está a disposición de nuestros lectores, por ejemplo: en la ventana “Revistas de ADE” -que aparece en el margen izquierdo de la página principal-, se localizan todos los números de ADE publicados hasta la fecha. Asimismo, en “Obras Escritas y Artísticas”, se almacenan artículos, ensayos, libros (novela, narrativa, cuento) y obras de arte de familiares de diplomáticos (pintura y repujado).

Como ya lo hemos comprobado, en la actualidad contamos con una gran herramienta, como es la vía electrónica, para vincularnos con todo el mundo. De hecho, nuestra Asociación está presente en todos los organismos internacionales del Sistema de las Naciones Unidas y otros organismos regionales; así como con instituciones de carácter no gubernamental, entre las cuales estarían las de tipo académico.

En la actualidad, gracias a los distintos buscadores, aparece la página Web de ADE: www.diplomaticosescritores.org, que cada vez incrementa el número de visitantes. Según el reporte gráfico que elabora la empresa que nos proporciona el servicio de “hospedaje”, se registran visitas y lectura de documentos en un promedio mensual cercano a los 6,000 (seis mil). Además de lo anterior, la empresa de telecomunicaciones de Venezuela CANTV nos promueve gratuitamente en su sección “Guía Web-Comunidades” y a la fecha, ya son cerca de 20,000 (veinte mil) personas residentes en dicho país, registradas como visitantes a nuestra Revista Electrónica, las que han acudido en busca de información.

Adicionalmente, se cuenta con una lista de direcciones electrónicas de varios miles de funcionarios del Servicio Exterior y de otras profesiones, con quienes se mantiene comunicación constante, para informarles sobre las novedades que se publican. Asimismo, con estudiantes universitarios y de otros niveles interesados en los asuntos que publicamos en ADE.

Del mismo modo, en la medida en que los lectores lo permitan, los artículos se publican en el idioma original de quien los escribe, sin más limitación que el saber que van a ser leídos por la mayoría de los miembros de ADE y demás gente que pueda captarlos. En principio, se podrá escribir en los idiomas español, inglés y francés y en la medida de lo posible y aconsejable, se podrían incorporar escritos en otros idiomas.

Mi mayor deseo es poder despertar en todos ustedes, la inquietud por escribir, por plasmar sus pensamientos en unas líneas; pero sobre todo, quisiera contar con el don de convencimiento, para que se decidan a compartir el saber, sus experiencias y pensamientos, con otros seres de este planeta, tan necesitados de leer cosas positivas y educativas, que a la vez, muestren el lado humano del diplomático contemporáneo. Con ello, nos estaríamos haciendo un servicio a nosotros mismos,

Dicho aspecto, se podría apreciar a través de la narración de vivencias interesantes, como la descripción de la vida y la obra de diplomáticos ejemplares; de los cuales existen muchos ejemplos a lo largo de la historia de la humanidad, así como también en tiempos recientes. De esa manera podremos destacar que somos seres dedicados a una profesión privilegiada, pero al mismo tiempo, seres humanos en el más amplio sentido de la palabra.

Su servidor y amigo,

Embajador Antonio Pérez Manzano,
Editor y Coordinador General

 

DIRECTORIO

Editor y Coordinador General
EMBAJADOR ANTONIO PÉREZ MANZANO
perezmanzano@diplomaticosescritores.org

Consejo Editorial
EMBAJADOR ENRIQUE HUBBARD URREA
ehubbard@diplomaticosescritores.org
MTRO. RAÚL PÉREZ JOHNSTON
raulperezjohnston@diplomaticosescritores.org
PRIMER SECRETARIO GUILLERMO GUTIÉRREZ NIETO
gutierreznieto@diplomaticosescritores.org