IV. ¿CÓMO RESPONDER A LAS POLÍTICAS ANTIMEXICANAS Y ANTIINMIGRANTES DEL GOBIERNO DE DONALD TRUMP?*

Ha habido denuncias y protestas por la revisión exhaustiva de residentes mexicanos permanentes al cruzar la frontera. No sólo son ellos quienes están más expuestos en estos momentos, ya que el grupo de nacionales más vulnerables a violaciones a sus derechos humanos son los connacionales en situación irregular, que son alrededor de 6 millones de inmigrantes.

Debe tenerse presente y conocer la legislación nacional de EU y la del estado donde ocurra la violación. Si no es posible defenderse con base en a las leyes nacionales y locales, se debe recurrir a los acuerdos y tratados internacionales de los que EU forma parte, así como a legislaciones de la ONU y organismos internacionales.

En todos los casos se debe establecer de inmediato comunicación con el Consulado mexicano más cercano, en especial con el Departamento de Protección y Asuntos Legales (cabe anotar que no todos los consulados tienen juntos esos dos servicios) del Consulado que le corresponda. Es pertinente recurrir a organizaciones no gubernamentales y fundaciones que defienden los derechos humanos.

En el caso de los jóvenes dreamers o soñadores  ante la amenaza de que se  cancele el programa de Acción Diferida para los llegados en la Infancia (Daca, por sus siglas en inglés) al igual que los padres que no tengan una visa de residencia o trabajo y que vivan en Estados Unidos, deben estar alertas ya que están ahora en mayor riesgo de ser deportados.

Los llamados dreamers o soñadores necesitan estar preparados con la ayuda de abogados y asesores legales que proporcionan los Consulados. Ya se tiene el caso de un joven dreamer detenido en Seattle, Washington y que necesita defensa legal. De acuerdo con las declaraciones del Sr Trump su prioridad será deportar personas con antecedentes criminales, pero existen riesgos de que las redadas se apliquen de manera indiscriminada.

Recordemos que en EU se considera un delito la entrada sin visa a su territorio a partir de la segunda internación indocumentada. Dependiendo de la edad de los hijos de los migrantes que sean deportados y de quien tenga la custodia legal, los menores de edad que se queden solos por el hecho de que ambos padres sean deportados, pueden ser puestos en custodia de un hogar guardián (foster home).

Se recomienda mucho a los padres en esta posible situación que dejen documentos firmados para que un familiar o una familia amiga tomen la custodia de los menores. Deben pedir orientación en su Consulado más cercano.

La estrategia diplomática de México ante las amenazas del gobierno de Trump debe desarrollarse en varios frentes.

En lo Migratorio se debe estar atento a lo que haga el gobierno federal y algunos gobiernos estatales, y preparar acciones y escenarios posibles. Se deben buscar alianzas y frentes comunes para la defensa de los inmigrantes más vulnerables. Debemos recordar que el expresidente Obama deportó a casi 3 millones de personas, en su inmensa mayoría mexicanos.

El presidente Trump con las capacidades que tiene el sistema de deportaciones, podría afectar en un año hasta 400 mil personas, pero se han anunciado más contrataciones de agentes de migración y de la patrulla fronteriza,  lo cual podría incrementar la capacidad de realizar más deportaciones.

Aun pensando en deportaciones “express”, la capacidad de las cortes federales y de inmigración es limitada, de suerte que podrían tardar de uno a dos años en procesar una deportación. Es clave que los Consulados proporcionen ayuda legal a los potenciales deportados y con ello generar “saturación” de las Cortes, acudiendo a la defensa de todos los casos posibles. Las autoridades de la Secretaría de Relaciones Exteriores han calculado que, con asesoría legal a tiempo, se pueden evitar o por lo menos retrasar hasta en un 30 o 40% de las deportaciones.

Aun parando la mitad de las deportaciones y que en algunos casos se retarden hasta un año, debemos prepararnos en México para recibir a los retornados y sus familias, tanto en frontera norte, como en la frontera sur, en especial en los estados de origen de los potenciales deportados, como Michoacán, Jalisco, Guanajuato, Guerrero, Zacatecas y Oaxaca.

Ya hay organizaciones de la sociedad civil que se preparan como la Fundación América sin Muros y las secretarías del Migrante de Michoacán, Guerrero y Zacatecas, que está planeando programas pilotos de empleo y capacitación en los municipios de origen de los deportados. La Fundación América sin Muros está organizando programas de capacitación en frontera norte y frontera sur.

La defensa que haga la red consular mexicana y centroamericana en EU tiene límites y debemos preparar con detalle la atención a los deportados.

Sobre el tema comercial, se debe negociar e insistir en que el TLCAN es y ha sido en beneficio de los tres países. Si las condiciones de negociación del TLCAN que proponga EU son inadmisibles, debemos retirarnos y aplicar las mismas reglas del Tratado. Viene al caso citar la publicación llamada “The Law Review” que cita lo siguiente:
“The Constitution covers treaties – not agreements – and NAFTA is not technically a treaty. It is the North American Free Trade Agreement. But even in the case of treaties, there was a case which involved President George W. Bush’s withdrawal in 2001 from the Anti-Ballistic Missile Treaty, originally signed with the Soviet Union in 1972. Congress sued, but the case didn’t make it out of a D.C. District Court. It was dismissed as a “nonjusticiable political question.”

En otras palabras, cuando el Congreso acudió a los tribunales para cuestionar la facultad del presidente para dar por terminado el tratado anti-balístico, el caso ni siquiera ameritó resolución judicial formal, se desechó por notoriamente improcedente. Por otra parte, para el caso de la revisión o renegociación del acuerdo y el otorgamiento del llamado “fast track”, sí se requiere la aprobación del Congreso.

Más de seis millones de empleos en EU dependen del TLCAN así como una amplia red de cadenas productivas, y no será sencillo darlo por terminado. Los meses que siguen son cruciales en los temas migratorios y comerciales.

México ha buscado desde los tiempos del excanciller Jorge Castañeda (2001-2003) impulsar una reforma migratoria, pero el Congreso de EU ha sido muy renuente a realizar dicha reforma. A México le interesa mucho que se regularicen casi 6 millones de connacionales que viven en EU de manera irregular. El contexto actual podría favorecer finalmente una reforma migratoria cuando sea notorio que les falta mano de obra.

Los recursos legales que tienen a la mano los empresarios mexicanos con intereses en Estados Unidos, descansan en parte en las mismas leyes estadounidenses y las normas comerciales, financieras y bancarias de aquel país.

No será fácil aumentar aranceles a nuestras exportaciones ya que el aumento de precio de cualquier producto lo tendrá que pagar el consumidor estadounidense.

Es un hecho que pueden surgir medidas proteccionistas y que nuestros productos sufran restricciones no arancelarias a través de inspecciones en más detalle en la aduana, pero al final de cuentas se estará limitando el consumo de estos productos por ser más caros o no llegar a tiempo. Hay recursos legales para defendernos y reglas de la Organización Mundial de Comercio (OMC) en caso que EU se salga del TLCAN. En estas semanas y meses lo constataremos.

Tareas actuales a favor de los migrantes mexicanos y sus familias en Estados Unidos y en México.
Es urgente que expresiones diversas de la sociedad civil, gobiernos e iniciativa privada, generen sinergias a favor de migrantes para dotarlos de información pertinente para su defensa legal y de todos sus derechos. El ex Canciller Bernardo Sepúlveda Amor expuso diversas medidas para que México enfrente las políticas antiinmigrantes de Donald Trump, entre ellas acudir a los tribunales internacionales.

México debe luchar por todos los medios en defensa de los derechos de los migrantes con y sin papeles, denunciar la discriminación y la separación de las familias que radican en Estados Unidos. Los acuerdos internacionales que han ratificado Los Estados Unidos, así como la normatividad internacional y disposiciones de la ONU, son instrumentos que debemos utilizar en defensa de migrantes mexicanos sin distinción de su situación migratoria.

Estados Unidos anunció un incremento a su presupuesto militar, lo que podría facilitar la militarización de su frontera con México. Nuestro país debe definir sus políticas de manera soberana. Si en el pasado se ha cooperado y se han realizado tareas que limitaban nuestra capacidad soberana, hoy es pertinente negociar con vigor y dignidad nuestra cooperación con EU. No es lógico seguir haciendo tareas que no corresponden y menos cuando la administración Trump cuestiona acuerdos comerciales y son evidentes las amenazas de deportaciones masivas, incremento a los impuestos de nuestras exportaciones y posibles gravámenes a las remesas.

En los años treinta se dio una  política de deportación forzada en la que se expulsaron a miles de familias mexicanas y al final se estimó que el 70% de los expulsados eran niños nacidos en Estados Unidos y ciudadanos con residencia, pero con rasgos o perfil racial mexicano. Algunos sobrevivientes pidieron una disculpa pública en 2015 al gobierno de Obama.  Se puede considerar que fue una acción xenófoba e ilegal. Es una necesidad de nuestra diplomacia en esta coyuntura antimexicana en EU de pedir respeto a nuestros connacionales residentes permanentes para evitar que se repitan los penosos acontecimientos de los años treinta.

Desde el punto de vista de los derechos políticos de los mexicanos en EU, es una justa demanda el derecho al voto y a la representación política en México de los mexicanos radicados en EU. Deben tener representación en todas las legislaturas de los estados con población migrante en EU y en el Congreso Federal, e inclusive en los poderes ejecutivos de los estados como ya lo han hecho los gobiernos de Michoacán, Guerrero y Zacatecas que tienen secretarías del migrante en sus respectivos gabinetes. Por el lado de los migrantes de origen indígena, también se deben contemplar fórmulas para tener representatividad y capacidad para defender sus identidades y derechos en sus comunidades de origen. Es el caso de indígenas de Oaxaca, Chiapas, Michoacán y Guerrero.

Las declaraciones de Trump han sido y siguen siendo muy ofensivas para México y todos los mexicanos. La capacidad real para deportar –como señalaba líneas arriba–, puede llegar a las 400 mil personas al año. Se calcula que si los potenciales afectados por deportación tienen una adecuada defensa legal por parte de abogados apoyados por la red consular de México y que -como antes se afirma-, podrían evitarse alrededor del 30% o 40%  de las deportaciones y en muchos casos, retardar el proceso de deportación.

Si es efectivo este apoyo legal, se podría esperar que en los cuatro años del mandato de Trump sean no más de un millón de deportados y que la mitad de ellos tengan procesos que retarden su deportación hasta finales de 2018 y en muchos casos hasta 2019. De cualquier manera, el clima antiinmigrante ya está afectando su inserción laboral en EU y hay migración de regiones antiinmigrantes como Georgia y Arizona hacia estados menos  xenófobos y los que mantienen la política de “ciudades santuario”.

Los deportados necesitan apoyos en sus estados de origen y deben estar preparados los gobiernos estatales, con respaldo federal, para crear empresas productivas, certificar habilidades laborales adquiridas en el trabajo en EU, así como generar mayor capacitación y entrenamiento laboral. También está el reto de la educación y la salud para madres, niños y jóvenes, en muchos casos necesitados de vivienda y transporte. Es un reto muy grande para todos. No sólo para el gobierno, también para empresarios, activistas y líderes comunitarios, educadores, sector salud y organizaciones de la sociedad civil.

Propuestas en Foro Agenda Migrante**
Facilitar los trámites para apertura de empresas de migrantes retornados en sus estados de origen con acuerdos especiales del gobierno federal con los gobiernos estatales y municipales vía INADEM, NAFIN, SEDESOL etc., con incentivos fiscales y créditos accesibles para nuevas empresas creadas por los inmigrantes retornados.

Poner a disposición de los migrantes retornados con precios accesibles y con capacidades de certificación laboral vía CONOCER la oferta de certificación de las habilidades adquiridas  en el trabajo en EU.

Desde la perspectiva de las tareas de la red consular en EU, se debe acelerar la capacitación de todo el personal (tanto funcionarios como empleados locales) de los servicios más demandados por las familias migrantes, como documentación y protección con acceso rápido a la asesoría legal. Estas tareas de capacitación y sensibilización ya se llevan a cabo en el Consulado General de México en Chicago desde hace un año y abarcan el conocimiento de todas las áreas del Consulado.

  • Debe facilitarse la expedición de pasaportes, matrículas y registro civil, con cambios urgentes que eviten burocratismo y obstáculos para realizar estos trámites. Deben crearse de inmediato nuevos protocolos para atención de indígenas, afrodescendientes, madres solteras y personas de capacidades diferentes, con criterios más flexibles que permitan su documentación adecuada, obtención de pasaportes de menores y obtención de sus actas de nacimiento mexicanas.
  • Si bien ya existe la Ventanilla de Atención Integral a la Mujer (VAIM), se requiere con urgencia generar nuevos protocolos para atender a personas vulnerables de otras minorías como las ya mencionadas, incluyendo la comunidad mexicana  LGBT.
  • El gobierno federal a través de la SHCP debe reconsiderar los recortes financieros que están afectando a consulados como despidos de personal local. La Cancillería debe acelerar los movimientos de personal diplomático y consular hacia EU para completar las plantillas de toda la red consular en aquel país. Las rotaciones de personal  hacia EU deben realizarse a más tardar en febrero y marzo de 2017 con el fin de atender la creciente demanda de documentos y protección. Es fundamental mantener el personal local de los turnos vespertinos en consulados claves donde el incremento de la demanda de servicios es entre 30 y 40 % a partir de la elección de Donald Trump.
  • Debe implementarse a la brevedad el registro de connacionales en los consulados en EU, considerando que en ese país viven alrededor de un millón de connacionales que no cuentan con  acta de nacimiento, ya que nunca fueron registrados en México, según datos de B Foundation (Datos de Karen Mercado, de esta Fundación). Asunto que al parecer ya se ha ido atendiendo.
  • Incrementar a la brevedad las asociaciones y acuerdos con empresarios y fundaciones para generar empleos en las fronteras norte y sur; así como en regiones de origen de los migrantes.
  • Coordinar acciones con los dueños de medios de comunicación en EU que son mexicanos y que son sensibles a los problemas que estarán enfrentando los migrantes indocumentados a partir del inicio de la presidencia de Donald Trump.

Dar seguimiento a éstas y muchas otras propuestas, será una de las tareas de la próxima Agenda Migrante, que probablemente sea en Atlanta basada en los siguientes hechos: Atlanta es la ciudad con mayor número de personas irregulares en su situación migratoria -después de Los Ángeles-, y se puede convocar a los medios en español locales incluyendo CNN en español y  CNN Radio, además de UNIVISION, Telemundo y TV Azteca, entre otros medios.

La segunda y tercera Agenda Migrante se llevaron a cabo en Phoenix, Arizona, y Chicago, Illinois, respectivamente. A partir de la segunda Agenda Migrante se incorporó el embajador Carlos Sada, subsecretario de América del Norte de la Cancillería y funcionarios de alto nivel como los respectivos cónsules generales en ambas circunscripciones consulares, entre otros funcionarios y legisladores incluyendo un gobernador -Zacatecas- en la Agenda Migrante de Chicago. Cabe destacar que en la primera Agenda Migrante celebrada en la Ciudad de México no participaron funcionarios de la SRE, excepto a título personal el autor de esta nota.

Aconsejaría, finalmente, con una estrategia inmediata vía medios a los connacionales y otros grupos latinos a no tener miedo e informarse de sus derechos, entre ellos sus derechos laborales y humanos sin importar su status migratorio. Llevar a cabo con breves spots una intensa  campaña contra el miedo. Las estaciones La Bonita y La Brava, de Atlanta, ya cuentan con  spots con estos mensajes.

Deben fortalecerse además de los trámites consulares, otros servicios que se ofrecen en los Consulados incluyendo Protección, Asesoría Legal, Atención Comunitaria como apoyo a clubes, Programa de Sedesol 3×1, y los servicios de las oficinas de ProMéxico y Promoción Turística entre otros.


*La revista digital MX sin Fronteras publicó una versión previa de estos trabajos del Mtro. Méndez Lugo y con autorización del autor, POLITEiAmx ha editado y realizado cambios de formato y presentación de contenidos para los lectores de nuestra revista.

**Las propuestas contenidas en este apartado fueron elaboradas de manera conjunta con Teresa Esquivel Barajas, líder comunitaria mexicana y empresaria radial en Atlanta, y se presentaron en el Foro Agenda Migrante, organizado por excanciller Jorge Castañeda, Dra. Eunice Rendón y Héctor Aguilar Camín, director de la revista Nexos, en CDMX el pasado 17 de diciembre 2016.

Bernardo Méndez Lugo es Director Ejecutivo de la Fundación ProMigrante América Sin Muros, Ministro Jubilado del Servicio Exterior Mexicano. Nacido en Culiacán, Sinaloa, egresado de la UNAM en Relaciones Internacionales. Posgrados en Economía y Desarrollo en Polonia e Inglaterra. Maestro fundador de la UAM-Xochimilco (1974-1996) y miembro del Servicio Exterior Mexicano desde 1990, Cónsul de Prensa en 2 Consulados en EU y en Montreal, Canadá y Embajada de México en El Salvador, Cónsul alterno en Tucson, Az y última adscripción en Chicago (2013-2016) como Cónsul de Documentación y Asuntos Culturales y Académicos. Coautor en una decena de libros sobre educación superior, migrantes, derechos indígenas y relaciones México-EU. Comentarista en Radio Educación, Radio Unam, Radio Mil, Radio CNN en Atlanta entre otras tareas radiales.

Sé el primero en comentar

Deje un comentario